Definitivamente. Jugar de local – como diríamos en una conversación con amigos- es una ventaja. Pero no siempre es lo suficientemente grande como para que el mercado nos elija.

En este artículo te ofrecemos dos aspectos sobre los que hay que trabajar para convertirte en el oferente más deseado.

 

#1 Ser local es una ventaja, no la esencia

 

Cuando sos emprendedor/a te esforzas para ofrecer un producto o servicio en tu comunidad. Pero ofrecerlo no es razón suficiente para que te compren. Tenes que ofrecerlo y ser competitivo. Es decir, ser una de las mejores opciones que hay en el mercado para que te elijan.

Por ejemplo: Una persona tiene una ferretería en el pueblo. Sin embargo, el 80% de los ciudadanos de ese pueblo compran por internet. En este caso, Hay algo que las ofertas de internet ofrecen que por alguna razón el proveedor local no está pudiendo satisfacer. Ser local no es suficiente.

Pero si la oferta en internet fuera exactamente igual al del proveedor local, entonces es altamente probable que los ciudadanos le compren. Justamente por ser local.

En esta segunda instancia el “jugar de local” juega como variable de desempate. Y como el ejemplo del ferretero, hay miles; y en diferentes escalas.

Por eso afirmamos que ser local ofrece una oportunidad de negocios. Pero para concretarla hay que competir en el mercado y ser los mejores. De esa manera la localía se convierte en la ventaja que inclina la balanza de compra a nuestro favor.

 

#2 Pensar global, actuar local

 

Para ser competitivo tenemos que poder satisfacer a nuestros clientes de la misma manera (y mejor) que lo haría mi competencia en una localidad diferente. Para eso es recomendable conocer cuáles son las buenas prácticas de la industria y evaluar en qué grado podemos implementar alguna de ellas.

La magia e ser local es que nadie como vos conoce este lugar, tu lugar. Nadie como vos tiene acceso a las herramientas y recursos que hay a disposición. Y de ahí reside tu ventaja.

Pero no te olvides: tenes que lograr que te elijan a vos por ser el mejor. Y en caso de empate con la competencia, que ser local sea tu diferencial.

Te recomendamos que leas el artículo ¿Conoces las buenas prácticas que utiliza tu competencia? 

 

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad!