En este artículo te ofrecemos tres preguntas que te ayudarán a saber en qué situación te encontras.

Si al terminar el cuestionario sentís que no tenes lo que esperabas, no te preocupes. Lo importante es que ahora lo vas a tener claro. Y eso te permite dar el siguiente paso: tomar cartas en al asunto y accionar para cambiar tu realidad.

¿Qué esperas de tu emprendimiento en términos económicos? ¿Un extra a fin de mes o trabajas para cumplir un objetivo determinado?

 

Es posible que estés leyendo esto y nunca antes te lo hayas preguntado. Si es así, en buena hora! Entender cuáles son tus expectativas sobre la actividad que estas llevando adelante es crucial. Te permitirá saber en qué escenario estas situada/o y evitar potenciales frustraciones.

Llevémoslo a un ejemplo: doy clases de pintura. Me encanta enseñar y siento gran satisfacción al ver que mis alumnos logran concretar sus propias obras de arte. En mi salón tengo capacidad para 10 alumnos.

Situación 1 | Hobbie: A mí no me importa si vienen uno o los diez. Con que yo pueda reunir algo de dinero como para comprar algunos insumos, me doy por satisfecha.

Situación 2 |Emprendimiento: Me ocupo de generar diferentes estrategias de venta para mantener el espacio completo. En mi agenda dedico tiempo a enseñar (que es lo que más disfruto!) pero también reservo parte de mi tiempo a vender cupos y realizar la administración correspondiente.

¿Vos con qué situación te sentís más identificad@?

¿Te gustan los desafíos?

 

Si sos de las personas que disfrutan de un buen servicio y que todo funcione dentro de lo proyectado te sugerimos que te inclines por tener un hobbie y no un emprendimiento.

Emprender tiene un 10% de hacer lo que te encanta y un 90% de resolver situaciones. No necesariamente tiene que ser problemas. Pueden ser situaciones motivadoras y placenteras. Pero sin dudas hay que resolverlas. Cuando sos emprendedor la constante es el cambio y quien lo tiene que gestionar sos vos!

 

¿Tenés claro que uno de los objetivos principales de todo emprendimiento es el económico?

 

Cuando tenemos un emprendimiento trabajamos para ganar dinero. Puede suceder que no sea ese tu objetivo principal (como el caso de las empresas B). Pero que tenes que ganar dinero es un hecho.

Si la actividad que realizas es deficitaria es poco probable que puedas sostenerla en el tiempo. Lo que acabas de leer no es ninguna novedad. Sin embargo tiene muchas implicancias.

Entre ellas se encuentra el hecho de tener que manejar presupuestos económicos, tener claridad de costos y la legislación que impacta en tu actividad.

Si sentís que esto requiere de vos mucha energía y no te llama demasiado la atención es posible que lo que estes llevando a cabo sea más cercano a un hobbie que a un emprendimiento.

Te deseamos éxitos!

Esperamos que al haber leido este artículo te ayude a conocer cuál es el camino en el que te encontrás en este momento con esa actividad que amas y estas llevando adelante. Ambas situaciones son correctas, solo que exigen transitar caminos diferentes.